De donde venimos

De dónde venimos

De donde venimos De donde venimos De donde venimos

De donde venimosSan Benito Menni, de la Orden de San Juan de Dios, nació en Milán (Italia) el año 1841. A finales del siglo XIX, llegó a España para restablecer la Orden citada extinguida por la desamortización de Mendizábal, tarea que le había encomendado su Superior General, con el beneplácito del Papa Pío IX.

En su estancia en nuestro país se percató de la pésima situación en la que vivían los enfermos mentales y para dar respuesta a esta realidad creó una red de centros psiquiátricos, tanto para hombres como para mujeres. Con el fin de poder atenderlas a ellas fundó en el año 1881 la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús y lo hizo con la abnegada colaboración de dos mujeres de Granada: María Josefa Recio y María Angustias Giménez, que entregaron su vida a la causa de los pobres y enfermos. Precisamente, el 30 de octubre de 1883 moría María Josefa Recio a consecuencia de los golpes de una enferma mental. Su compañera le sobreviviría 14 años.

Benito Menni fue un hombre de caridad inagotable y de excepcionales dotes de gobierno. A su muerte, acaecida en Dinán (Francia) en el año 1914, había creado 22 grandes centros entre asilos, hospitales generales y hospitales psiquiátricos. Sus restos descansan en la Casa-madre de la Congregación, en Ciempozuelos, a pocos kilómetros de  Madrid. El 23 de junio de 1985 fue declarado beato por el Papa Juan Pablo II y el 21 de noviembre de 1999 canonizado por el Sumo Pontífice citado, acto por el que se reconoció ante la Iglesia su santidad.

La Congregación está extendida en 24 países del mundo.

Historia del Centro Pai Menni

D. Juan García Naveira conocía bien las necesidades de muchas familias gallegas, carentes de recursos, con alguno de sus miembros afectado por el virus de la poliomielitis. Y fue su sensibilidad ante el dolor ajeno la que le llevó a fundar el Refugio para niñas pobres afectadas por este virus. El año 1917 compró los terrenos y construyó el edificio que luego donó a la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. El Centro se llamó “Refugio Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús para niñas lisiadas, raquíticas y escrofulosas pobres”, nombre que definía muy bien su misión; fue inaugurado el 28 de agosto de 1923.

La curación de las menores era el propósito del establecimiento y hacia esta meta se encaminaba todo el trabajo que a diario desarrollaban la religiosas y que pasaba por una asistencia y una educación basadas en el respeto y el servicio a las enfermas. Ellas dedicaron su vida a dar un poco de esperanza a niñas huérfanas y con discapacidades físicas en una época de grandes desigualdades sociales y enormes carencias. Con muchas dificultades, pero con entrega y determinación, lograron importantes avances en materia de rehabilitación y sobre todo consiguieron integrar en la sociedad a muchas de las jóvenes.

En la década de los sesenta, esta enfermedad estaba prácticamente erradicada. Por lo que cumplida esta misión social el centro se destina a la educación especial por ser una necesidad importante en este tiempo.

El Centro cambió de nombre y se le denominó Instituto Médico – Pedagógico Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús. La transformación de Centro Benéfico en Colegio Especial fue aprobada el 26 de abril de 1965 por el Patronato Nacional de Asistencia Psiquiátrica

En 1966 el Ministerio de Educación y Ciencia autorizó el funcionamiento con carácter provisional y en 1968 concedió la autorización definitiva: “autorización de un centro de enseñanza primaria no estatal denominado ‘Instituto Médico-Pedagógico Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús’”.

En esta época se pone el acento en la atención psicopatología, posteriormente en la psicopedagogía.

Se emplearon los métodos más avanzados de la época con resultados excelentes.

La Administración pública se va haciendo cargo progresivamente de esta enseñanza y con el paso de los años la atención más demandada es a personas adultas con discapacidad y gravemente afectadas.

Esto ha llevado a la Institución a cerrar el Colegio de Educación Especial y a acometer obras de reforma y ampliación del Centro para adecuarlo a las necesidades de estas personas y para adaptarlo a la normativa vigente. Además se ha dado un cambio importante en la organización. Todo ello ha hecho que el Centro ofrezca unas instalaciones excelentes y un equipo de profesionales motivado para dar el mejor servicio a los usuarios.

La inauguración del nuevo edificio realizada el año 2009 es el inicio de una nueva etapa, significada en el cambio de nombre del Centro que ahora se llama CENTRO PAI MENNI Atención a personas con discapacidad intelectual.

Como queda dicho anteriormente se trata de un Centro de naturaleza privada, perteneciente a la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, sin ánimo de lucro, y con personalidad jurídica propia. Se rige por la legislación estatal y autonómica y está abierto a la concertación con entidades públicas y privadas.